Pascua del Enfermo

Pascua del Enfermo

El Domingo VI de Pascua fue un día especialmente significativo para nuestra comunidad parroquial. La parroquia abrió sus puertas y se vistió de fiesta para recibir a nuestros hermanos más mayores, que por los “achaques” de la vida, los años y la enfermedad no pueden participar, presencialmente, de las celebraciones en nuestro templo. La Pascua del Enfermo fue un momento para recibirlos con inmensa alegría, para dejarnos impresionar por el testimonio de su fe y transmitirles la necesidad que todos seguimos teniendo de ellos.

 

La Pastoral de la Salud de nuestra parroquia ha trabajado durante varias semanas para preparar esta celebración y la merienda que compartimos al finalizar. Ellos son los encargados de visitarlos semanalmente y compartir con ellos la oración y la fraternidad, intentando que sientan el cariño y el respaldo de toda la comunidad.

 

Nuestro párroco, Manolo, le exhorto a seguir sintiéndose parte imprescindible de la parroquia. “Los cristianos creemos en la fuerza de la oración y la vuestra es imprescindible para que la parroquia siga anunciando el Reino de Dios. Así que ésta será la misión que os encomendamos, el apostolado de la oración. Contamos con ella”. A través, de las visitadoras la parroquia en determinados momentos pedirá que les lleven intenciones de oración, por necesidades concretas, para que durante esa semana recen con más insistencia.

 

Damos las gracias, también, a la Peña “La Crilla”, que al finalizar la celebración nos esperaban en la plaza de la Iglesia para honrar a nuestros mayores con unos bailes regionales. Tradición, folclore y fe unidas para acompañarlos en este día inolvidable para todos.

 

Ver galería de imágenes

 

No Comments

Post A Comment