Cónocenos

Somos una comunidad cristiana formada por hombres y mujeres que desean seguir a Jesús y hacer del Evangelio su estilo de vida. Una comunidad parroquial que, desde la Iglesia católica, asumimos la misión de anunciar la Buena Noticia, acogiendo y acompañando a todos aquellos que deseen encontrar un espacio donde compartir su fe y poner, al servicio, los dones que el Señor les haya regalado. Siguiendo el modelo propuesto por la Acción Católica General queremos que Cristo sea el centro, no solamente de nuestra comunidad, sino también de nuestras vidas, pues solo desde el encuentro con Él podemos convertirnos en discípulos misioneros que tienen por bandera y por misión el amor.

 

Poniendo la celebración de la Eucaristía en el centro de la vida cristiana, nuestra parroquia la dividimos en tres sectores: infancia, jóvenes y adultos, donde cualquiera podrá encontrar grupos o Equipos de Vida donde compartir la fe y la vida con otros. Todo aquel que se acerque será acogido y acompañado, desde “una mirada cercana, respetuosa y llena de compasión pero que al mismo tiempo sane, libere y aliente a madurar en la vida cristiana” (EG 169).

 

 

Desde esta fe vivida, celebrada y compartida entendemos que “lo que gratis hemos recibido gratis lo debemos dar” y por ello ofrecemos distintas pastorales donde podemos entender nuestra vida cristiana desde el servicio a los demás.

 

Y, aunque intentamos construir la pastoral desde la corresponsabilidad, entendemos que deben existir grupos de coordinación, que en clave de servicio y con la bandera de la humildad, puedan coordinar los distintos grupos, pastorales e iniciativas que puedan ir surgiendo, así como algunas personas que sirvan en funciones más “escondidas” a las tareas pastorales, pero importantes para la marcha y el sostenimiento diario de la parroquia. Estas tareas las asumen: